viernes, 1 de agosto de 2014

“Muchas personas pasan por nuestras vidas, pocas permanecen en ella, y todas te enseñan algo”

Sí es cierto. Hay personas que merecen la pena, y otras que simplemente dan pena. De todas aprendes algo, aunque solo sea lo que no quieres ser, en lo que no quieres convertirte.

Cuántos valientes hay a la espalda, y cuantos cobardes e hipócritas a la cara.

Lo mejor de todo, es que después son esos mismos los que tachan a los demás de lo que ellos hacen. Cuanto listo y tonto hay que cruzarse en la vida. Pero Dios los cría y ellos solos se juntan. Así que mejor que estén juntitos y aislados y se envenenen con sus lenguas, “porque los cobardes solo atacan cuando están a salvo” y no se dan cuenta de que ya están muertos antes de su propia muerte, ya que ni han encontrado ni conocerán el coraje necesario para la vida.

2 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Todo son experiencias y de todo algo se lleva uno, yo también digo de todo aprendemos aunque solo sea el saber que no deseamos pasar por la misma experiencia.

Otra de mis frases es..."Todo puede ser" y "no pasa nada..." entre otras cosas porque todo pasa.

JOSH NOJERROT dijo...

A veces el camino se vuelve demasiado angosto y aun siendo dificil, conduce al mismo sitio, a ese que nos llena y queremos conseguir y que en el fondo, es lo que importa, siempre habra baches que sortear y no lo dudes, nos ira haciendo fuertes, completos y eternos ante los desaguisados...abrazzzusss...