viernes, 14 de septiembre de 2012


Eternos son los cabellos
que acaricié en alguna ocasión
eternas son las promesas
que espero con desesperación.

1 comentario:

Tribu amada dijo...

Quien conoce la sencillez y el presente, sabe que la felicidad es efímera, pero no importa.

Abrazos
AMALIA