domingo, 27 de marzo de 2011

libertad

Esto, tan solo es una reflexion a modo de cuentecillo...espero que os guste.

Aún recuerdo a mi padre con esa sonrisa triste, cuando yo era un pequeño rapaz, cantando el “libertad, libertad, sin ira libertad…” del grupo Jarcha, mientras de vez en cuando derramaba alguna que otra lágrima que se cubría con el pañuelo para que no le viéramos. Me estremezco con la cita que nos recordaba día tras día con semblante serio y firme a la hora de comer: Hijos, la libertad no es un derecho, es una obligación que nos convierte en personas.

Cada día leo los periódicos en busca de alguna esperanza, escucho las noticias como rutina; pues siempre dicen lo mismo: más desempleo, más disputas políticas, más catástrofes en el mundo, más conflictos bélicos…pero nadie hace nada ante el desastre. Así ejercen su libertad de decisión sobre el resto del mundo. Y en el fondo de todo ello siempre está el mismo “fin justificado” de los que corrompen y dicen ser los demócratas, libertadores y buenos: la avaricia humana, el egoísmo extremo y la falta de amor hacia nuestros iguales.

Siempre he entendido la libertad como el respeto hacia los demás y primeramente hacia uno mismo. Si no te respetas a ti, como vas a respetar a los demás. La libertad de uno termina donde comienza la del otro, y viceversa. Es una obligación. No existe otra regla a esta ecuación, ni otra alternativa. El libre albedrio, el hacer lo que uno quiere, donde quiere y como quiere, simple y llanamente no existe. Es tan solo una aspiración infantil, necia e incluso perversa.

Qué ironía de esta vida, que justo cuando nacemos del vientre materno y se nos concede la libertad intrínseca que nos convierte en personas dignas. Es a través de raptarnos de nuestra mansa e inocente vida dentro del útero, y sin pedirnos permiso para venir a este oscuro mundo. La propia existencia nos da libertad a cambio de quitarnos la que tenemos previamente.

Me asombra el ver como algunos se olvidan de los valores por los que nuestros antepasados lucharon siglos atrás…libertad, igualdad y fraternidad. Ya que la libertad sin igualdad es tan solo un cuento de hadas que nos lleva a la explotación. Y libertad sin fraternidad es una tomadura de pelo. Y hoy día, pese a que la libertad figura en innumerables documentos y textos de organizaciones internacionales y hasta un sinfín de asociaciones y derivadas, contemplo que sigue siendo una quimera por la que lucha la persona humana. Quién sabe si alguna vez se ganará esta batalla.

Pasan los meses y las personas que se quedan sin trabajo. Sin armadura para proteger a sus familias. También nacen más personas en lugares de este planeta donde no tienen ni tendrán que llevarse a la boca, ¿Cómo podrán tener alguna clase de libertad si ni siquiera pueden sobrevivir? Mientras, cada cual se queja de lo que tiene, sin sentarse a reflexionar sobre la suerte de tener algo de libertad para poder buscar trabajo, decidir qué comer hoy, o si tomar un café y un pincho con los amigos.

Hoy ya hace 2 años que me quedé sin trabajo, y ahora sin ayuda por desempleo; sin poder dar de comer a mis hijos. Hoy quise poner en práctica la poca libertad que aún me queda. Ya que jamás pedí venir a este mundo, tengo derecho a marcharme cuando quiera. Pero sería una salida fácil y cobarde. Irse sin más…

Prefiero emplear la libertad que nadie ni nada puede robarme. Esa que usándola, puedo hacer felices a muchos con muy poco, y cerrando el círculo vicioso, haciendo felices a otros también yo soy feliz. El amor es una semilla inquebrantable. Y amar es la mejor libertad que podemos ejercer.

jueves, 24 de marzo de 2011

Imposibles minúsculos.

 Este silencio que respira profundo es la pausa perfecta que responde a tu mirada desafiante. Tus soles iluminan la belleza que separa nuestros cuerpos, cuando la cadena que ataba el reloj a las horas humanas se rompió. Y ninguno de los dos supimos superar aquel abismo de ínfimos centímetros. Todo se acabó.

Julián Nailes









http://aquinuncallegarastarde.blogspot.com/

jueves, 17 de marzo de 2011

Hoy hace un año


Hoy hace un año que consigo dormir, que descanso por una paz que me fue robada sin causa justificada. Derramé lágrimas de sangre, aullé entre lunas de noches cargadas de remordimientos. Sentí como la ira me embargaba. Mis entrañas se podrían una a una…

Mis instintos más básicos despertaron. Mi orgullo tiró de mí hacia arriba. Se tiño de gris mi alma. Los obstáculos quemaron mi vida. Este cuerpo moribundo se alzó contra sus trabas. Sintió la punzada penetrante del odio. La realidad de la traición y de la carne viva.

Sé el infinito valor de nuestra existencia. Y olvidé lo poco que cuesta desperdiciarla. Deje fluir la bilis por mis venas, mis ojos cargados de venganza. Esta ira que te ocupa, este rencor que deja mella…

Conocí el valor de 80 euros…el que tu les dabas…hipócrita que demuestras tan poco aprecio por las personas, hipócrita contigo misma, jamás tendrás una palabra de aliento sincera, ni un corazón que te ame, ni una sola sonrisa. Hace un año nací de nuevo entre mis cenizas. Tú te quemaste entre mis llamas, y mientras yo empecé a crecer de nuevo entre alegrías, tú comenzaste a podrirte por fuera más de lo que ya estabas por dentro. Ya conoces lo que llaman morir en vida.

Perdiste cual rufián con sonrisa torcida, ante los espectadores que sonreían. Al menos aprendiste algo, no se debe jugar con la vida de otros, ni con su dignidad, al final tan solo lastimas la tuya, aunque no la tenías…

Perdiste. Se hizo justicia. Y tú jamás tendrás esa calma que me robaste, ni la conciencia tranquila. Ahora ya hace un año...

sábado, 12 de marzo de 2011

Mi simple existencia


Mi simple existencia,
Es un reflejo de tu sonrisa
De tus brazos rodeándome
De tus caricias delicadas
De tus besos que me eternizan.

viernes, 11 de marzo de 2011

Para Siempre.


Todos tenemos dias malos en la vida. A mi el 11 de marzo, es uno de los dias que mas tristeza me causa, casi me bloquea el pensar en él.... para vosotros:

Para Siempre.

Lloro y no lo puedo evitar,
ojalá vosotros pudierais
gemir conmigo, darme la mano,
veros el rostro, sentiros a salvo.

Os escucho cada día,
odio cuando calláis.
Seréis mi voz para siempre,
mi alma, mi sonrisa torcida
con cada recuerdo,
con cada trago de saliva,
por mi garganta seca,
de rencor, resignación
y pena.

Cada foto mental
que traspasa mi mente,
cada olor que evoca
aquel olor a muerte,
y una cosa en la cabeza:
191 +1.
Exhausto, destrozado, me
dejan sin fuerzas.

Aún me despierto en los vagones,
cuando viajo y me siento,
Me levanto inquieto, no puedo,
ver de nuevo aquello…

Por una vez la sangre,
era roja rutilante,
roja de pureza, de desgracias,
de injusticia y desagravio,
de recuerdo y angustia
de mis lágrimas continuas,
cuando os recuerdo cada día.

Perezas y no despertares,
que durmieron a más de uno,
Gracias por una vez:
madrugar aquella ocasión
no fue de agrado.

Aun miró tus ojos clavados
en una esperanza, en mis manos.
Será que no era el día ni el momento,
ojala también tú pudieras lamentarlo.
Lo siento.
Un viaje al trabajo, al colegio,
a las clases, un viaje fuera de hora,
en un tren que no se detiene,
una fecha en la memoria,
gente que nos os olvida.

*En recuerdo del 11 de marzo del 2004, día del atentado en Madrid. Aquel día, todos sentimos como una parte nuestra moría con todos ellos.








martes, 1 de marzo de 2011

Primavera

Huele a primavera...a ese encanto natural de las flores, que aunque me amarguen con la alergia, me alegran los despertares. Esa brisa suave, firme y fresca que deja lugar a las sonrisas, a los paseos, a los mares. Van surgiendo frutos que maduraron en el arduo invierno contra tempestades, aguaceros y corrientes malevolas que ofrecieron salir antes, disfrutar el momento y fallecer en el intento. Si, los pacientes van naciendo, y ese agua ansiada antes, ahora resbala finamente por los nuevos colores, las nuevas primaveras, los nuevos soles...
Si, ya huele a primavera...