martes, 8 de febrero de 2011

Desastres

Aún se mantiene tu perfume en la cama
mi corazón es un coladero
mis manos las grietas donde corre el agua
tus ojos las desgracias que ocurrieron.