jueves, 24 de marzo de 2011

Imposibles minúsculos.

 Este silencio que respira profundo es la pausa perfecta que responde a tu mirada desafiante. Tus soles iluminan la belleza que separa nuestros cuerpos, cuando la cadena que ataba el reloj a las horas humanas se rompió. Y ninguno de los dos supimos superar aquel abismo de ínfimos centímetros. Todo se acabó.

Julián Nailes









http://aquinuncallegarastarde.blogspot.com/

7 comentarios:

Uka. dijo...

Los finales duelen. Es cierto que en ocasiones unos centímetros se hacen océanos sin barcos que los naveguen.
Un beso.

Sensaciones dijo...

como estar lejos y sentirse cerca...
el revés, el final...

Un beso

Eleanor Smith * dijo...

Aunque duela mucho, hay veces que es preferible que ciertas cosas terminen. Te lo digo justo hoy que fue un día de "final" para mí...

Un beso o 2 *

Pd: Ya te contaré... (estoy bastante triste debido a esto) *

susana dijo...

...Tus soles iluminan la belleza que separa nuestros cuerpos, que bonito esto, que bonito todo July, menos el final, es decir si es bonito, pero quizás doloroso, eso indica que la distancia, no tiene que ver con la posibilidad de acercamiento, sino con la discapacidad para coincidir. Un abrazo!

marga dijo...

Cuando algo se acaba, es porque quizás algo mejor nos espera.

Darwin Bruno dijo...

Eso estan vivindo muchas personsas en todo el mundo, y mas los que viven lejos de su familia, que tambien sufren discriminacion por no estar en la tierra que los acojio cuando nacieron.Yo te entiendo.Es la lucha del hombre contra el hombre. La vida es asi. No se si es un cuento o es tu vida, pero de que la vida trascurre asi, asi es, uno solo se da cuenta cuando a uno le pasa.Es duro amigo.Espero regresar a tu blog. Me identifico plenamente contigo.

irene dijo...

Me parece preciosa la forma de expresarlo, aunque sea un triste final.
Un beso, July.