miércoles, 21 de diciembre de 2011

Felices fiestas

Como es tradición por estas fechas, vengo a desearos unos dias muy felices. Aunque es costumbre felicitar y tener buenos deseos en estas épocas, yo os deseo lo mejor para todos los días y años. Pero como las tradiciones muchas veces marcan las pautas. Pues asi os lo transmito. Sed muy felices, disfrutad, descansad y si os toca trabajar que lo lleveis lo mejor posible. Espero que podais disfrutar de los vuestros, de las personas que quereis. Desde aqui os mando un abrazoo y un beso muy muy fuertes deseandoos lo mejor.

sábado, 12 de noviembre de 2011

Ser Valiente

 
 
 Porque en la vida hay que afrontar las cosas: "Ser Valiente" es para todos/as los/as que aún no saben el significado de esa palabra:

Si consigues mirarte al espejo sin sentirte un extraño, es porque nunca has obrado mal. Así que mira bien de nuevo, seguro que no reconoces al que tienes enfrente. Si puedes hablar bien de muchos, pero nadie lo hace de ti, es porque nunca has dado nada tuyo sin pedir algo a cambio y no conoces el valor de lo desinteresado. Si persigues el amor cuando lo has tenido enfrente, rozándote, pero lo rech......azaste, tú lo justificas con "tengo miedo por experiencias pasadas" (excusa universal que repites de forma cíclica) cuando en realidad es que tan solo estas enamorado/a de ti mismo/a y buscas ese concepto hecho a medida en los demás.

Como nadie, porque es imposible, te da lo que buscas, tan solo tú a ti mismo/a. Nunca sabrás lo que es amar más alla del sentido narcisista hacia tu propia persona. Pero mientras haces daño a las personas que ilusionas, que enamoras y que supuestamente quieres, hasta que en tu interior algo hace "click": te has pillado tu también. Entonces en vez de arriesgarte, de vivir, de coger la vida por los cuernos, te "vanaglorieas" buscando mil excusas, mil impedimentos, y te autocompades ante los demás (mintiendote a ti mismo/a) afirmando que no tienes suerte. Entonces, se te cruza en tu camino otro capricho, sentencias al antiguo como a un pañuelo usado. Pues es más fácil hacer daño que arriesgarse a sufrirlo. Ser cobarde a valiente. Otros lloran, mientras tú crees que sonries con tu falsa felicidad momentánea. Hasta que llega otro ciclo donde te vuelves a autocompadecer y automentirte. Esa, tan solo es la vida de los cobardes que solo piensan en ellos/as mismos/as y no les importan los sentimientos de los demás en absoluto. Despierta de una maldita vez, y si quieres hacerte daño, no lo hagas a los demás.

Si quieres algo, puedes poner mil excusas, o buscar la forma de lograrlo.
Pero la vida es solo para los valientes.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Pecados capitales III


Avaricia
Si pecar es quererte solo para mí.
¡Ave maría purísima, perdóneme!
prefiero ser pecador entre las llamas,
a infeliz en el cielo.

jueves, 3 de noviembre de 2011

lunes, 31 de octubre de 2011

Día de los Santos

Un año más...y como todos los años, un ciclo se repite de nuevo. Nunca creí en los santos de nadie, ni siquiera en los santos de los que la gente no habla o a los que no se recuerdan. Y eso que si por intereses fuera, San Julianes hay 7 reconocidos, 7 días al año, más el día de todos los santos, más el cumpleaños, el bautizo...y así un sin fin de días que deberían ser fiesta para todos y cada uno de nosotros. Pero soy más pragmatico que otra cosa, y celebro cada día que abro los ojos y respiro. Cada momento en el que sonrío o me duele el estómago de las risas que me paso con alguien que quiero. Cada sorbo de café, aunque sea malo o aguado que puedo tomarme. No, si de mi dependiera no existirían los días festivos, ya fueran santos, navidad, dias internacionales de lo que sea, ni nada por el estilo. Todos, y absolutamente todos los días deberían ser considerados un privilegio para los que seguimos aqui, de este lado de la vida, a la par, todos deberían ser días de luto por aquellos que ya no están, por aquellos que no tienen nuestras oportunidades. Tengamos siempre en cuenta, que el día más feliz de una persona, seguramente sea el más desgraciado de otras. Por eso, todos los días son importantes, no obstante somos personas, somos humanos y como tal, parece que si una fecha no esta señalada en el calendario carece de importancia y valor. Pero coñe! dejemos mis utopias e idealismos de un lado. Hoy es festivo, día 1 de noviembre de todos los santos, y por lo tanto, en vez de animaros a todos a que recordeis a vuestros difuntos y personas queridas que ya no están, prefiero felicitaros porque estais ahí frente a vuestro ordenador leyéndome, porque estais vivos coñe! para que celebreis eso, para que vivais, para que sintais y lucheis, para que tengais un estimulo y la fuerza de seguir hacia delante.
Personalmente yo no iré al cementerio, pues yo, no me acuerdo de mis difuntos solo un día al año, sino todos, y siempre van conmigo en mi cabeza, en mis oraciones a un Dios que ni siquiera sé si existe (pero por si acaso...) y cuando muera ya pasaré mucho mucho tiempo en el cementerio, así que prefiero no ser pájaro de mal agüero y no pisar mucho por esos lares.

Recordemos siempre que no muere aquellos que nos dejan, sino aquellos a los que no recordemos y para esto último no hace falta ir al cementerio con unas flores de los chinos. Sí, prefiero ver el lado bueno de un día más, y pensar en los vivos, en la vida y en lo que nos queda por delante.

"El presente de nuestros difuntos, será nuestro futuro, decidid, ¿os gustaría que vuestros hijos llorarán por vosotros un día al año, u os gustaría que llorarán porque estarán vivos un día más, un año más?

Un abrazo, y felicidades a todos por estar vivos.

miércoles, 26 de octubre de 2011

Reflexión

Hoy me he levantado con la extraña sensación de que se acababa el mundo, y no, no era un sueño. Mientras me duchaba con la radio de fondo escuchando alguna de las tertulias políticas, algo de música en los intermedios y algún anuncio gracioso de los que aún merecen la pena me di cuenta que hoy, solo hoy era el día, la fecha señalada para poder dejar este mundo. Cogí las llaves de casa, estaban frías y erizaron mi piel y mis entrañas. Cerré la puerta y puse rumbo al rutinario trabajo del que aunque no me dejo de quejar, en el fondo es mi pasión. Una vez en la calle y con la brújula marcando mi destino, mis neuronas empezaron a hacerme señales de humo antes de tiempo para que empezara a usarlas. Y sonreí. Me di cuenta que iba con una estúpida sonrisa en la cara, que la poca gente que me cruzaba por las calles me miraba y sonreian, y a la vez me imaginaba que pensarian al verme con aquella cara de bobalicon. Pero me daba igual..En el estrecho margen de tiempo de pasos fríos hacía mi meta me sorprendió el hecho de que hoy no me preocupaba nada, nada absolutamente de la vida, ni la política ni el mal uso que hacen de ella nuestros dirigentes, ni la crisis, ni el desempleo, ni la usura de las personas que se aprovechan de la miseria de otros ("compro oro"...etc) ni la falta de educación de jóvenes y mayores, ni las enfermedades, ni los problemas de los demás, ni los mios propios. Nada de aquello que hacía que todos los días reflexionara y me hiciera estrujarme la cabeza pensando en como solucionarlo o echar un cable a alguien hoy me preocupaba. La pena es que me encontraba feliz. Lo más triste es que soy consciente de que me autoengañaba, nunca supe mentir, ahora no sé ni mentirme a mí mismo para ser feliz un instante. Llego al trabajo y la realidad me abofetea de golpe, hoy no hay trabajo, ha fallecido un compañero, y sí que me afecta e importa. Y me duele el haber creído ser feliz por un lapso de 15 minutos creyendo que no me importaba nada.

"El que intenta justificar su felicidad y bienestar en base al egoísmo, es porque no sabe que tan solo alimenta su soledad, incomprensión y sufrimiento"

lunes, 26 de septiembre de 2011

Sin pasaporte


Todas las personas somos tan diferentes y a la par tan iguales que me da miedo. Ojala pudiera quedarme con el cielo de unos ojos radiantes, con las manos del obrero en ansiada busca de comida para los suyos, con los pies del caminante extraviado, porque todos nos sentimos perdidos en alguna etapa. Con la ilusión de los niños que tan solo quieren correr y comer golosinas. Cada uno tenemos una historia y esta a su vez se multiplica de forma exponencial en muchas otras hasta los confines de la historia, del papel. Unos rubios, otros morenos, unos más altos, otros no tantos. Pero al final todos somos iguales. Todos por muy diferentes que seamos tenemos en nuestro núcleo algo fundamental que nos une. Algo que traspasa murallas de cualquier origen. El dolor no goza de DNI ni pasaporte. Y cuando vemos sufrir a alguien, algo nos da un revolcón por dentro. Nos traspapela todos los esquemas, llega el punto de inflexión, y ya, no volvemos a ser los mismos. Cambiamos. Por desgracia, este motivo de cambio es demasiado constante.

martes, 30 de agosto de 2011

Soledad adulta


Mis pies oxidados son las peores cadenas.
Muros de arrugas no me permiten volar.
Pájaro libre que de noche marchas
dale a mis ojos con que soñar.

Estas rejas plateadas por la edad.
Carceleras permanentes de mi juventud.
Estos faros de la mar sin barcos que alumbrar.
Esas olas que jamás volveré a surcar.

Manos encalladas de tanta batalla
para llegar con un trozo de pan
¿De qué me valéis ahora?
Si no tengo a quién abrazar.

jueves, 21 de julio de 2011

Lobos

Para todas aquellas personas, para quienes la amistad y la lealtad son más que meras palabras.

Hugo creció en una casita de ladrillos seguro de sí mismo y de los demás. Con ilusiones de un joven rapaz sin experiencia, imberbe, inocente ante la vida. Jugó a las chapas en su calle, a los cromos, a flirtear con las mozas de su barrio, a pegarse con los gallos y hacer respetar su bocadillo. Creció para comerse el mundo, y recibió varios muerdos del mismo. Las heridas se curaron, las cicatrices le hicieron crecer demasiado rápido.
Con sueños sin cumplir, otros realizados…la vida le enseñó que no se puede tener todo. Y en ocasiones se hundió su barquito de papel. Vio que podía nadar entre tempestades. Huracanes derribaron los ladrillos de su casita. Aprendió a construir. Aquellos que en su casa dormían, comían, iban a tomar café con pastas y le abrazaban, quemaron su casa, rompieron las fotos de buenos recuerdos y olvidaron las manos que les ayudaron en momentos de duelo, obstáculos y varapalos del camino. Se rieron de sus familiares difuntos, criticaron su trabajo y lo menospreciaron, hablaron mal de sus buenas acciones por envidia. Hugo inició el camino del reconocimiento. Los lobos están por todas partes. Se puede elegir entre darles caza y regocijarse en su lenta agonía, o dejar que sigan muertos con su alma envidiosa que menosprecia lo que otros hacen porque ellos no son capaces de hacerlo, con su sonrisa socarrona ante la muerte de los demás. Será su sonrisa la que cambie de tercio cuando se muera mama loba y el balido de los corderos haga estremecer al lobo y sumirse en un profundo dolor y rabia. Serán los mismos lobos los que pedirán ayuda a Hugo cuando tengan lastimada una patita, entonces valorarán su trabajo. Serán esos mismos lobos que le abrazan y sonríen a la cara, los que le difamen, hagan juicios de valor gratuito, fáciles y dañinos a su espalda sin motivo alguno.
Le dolerá por todo lo que quiso al lobo y por el bocado que este dio a la mano que le ayudaba. Al principio le dolerá el ¿por qué? desconocido. Al final aprenderá a diferenciar los corderos de los lobos, ya no le importarán los lobos del pasado; será tortura de ellos el “¿por qué lo hicieron?”. Siempre hay mucho judas suelto, pero igual que siempre hay alguien mejor que otro, siempre hay otro judas peor, que termina traicionando al primero.
Cuidado a quién pisas cuando subes, no te vaya a pisar él cuando tú bajes.

domingo, 27 de marzo de 2011

libertad

Esto, tan solo es una reflexion a modo de cuentecillo...espero que os guste.

Aún recuerdo a mi padre con esa sonrisa triste, cuando yo era un pequeño rapaz, cantando el “libertad, libertad, sin ira libertad…” del grupo Jarcha, mientras de vez en cuando derramaba alguna que otra lágrima que se cubría con el pañuelo para que no le viéramos. Me estremezco con la cita que nos recordaba día tras día con semblante serio y firme a la hora de comer: Hijos, la libertad no es un derecho, es una obligación que nos convierte en personas.

Cada día leo los periódicos en busca de alguna esperanza, escucho las noticias como rutina; pues siempre dicen lo mismo: más desempleo, más disputas políticas, más catástrofes en el mundo, más conflictos bélicos…pero nadie hace nada ante el desastre. Así ejercen su libertad de decisión sobre el resto del mundo. Y en el fondo de todo ello siempre está el mismo “fin justificado” de los que corrompen y dicen ser los demócratas, libertadores y buenos: la avaricia humana, el egoísmo extremo y la falta de amor hacia nuestros iguales.

Siempre he entendido la libertad como el respeto hacia los demás y primeramente hacia uno mismo. Si no te respetas a ti, como vas a respetar a los demás. La libertad de uno termina donde comienza la del otro, y viceversa. Es una obligación. No existe otra regla a esta ecuación, ni otra alternativa. El libre albedrio, el hacer lo que uno quiere, donde quiere y como quiere, simple y llanamente no existe. Es tan solo una aspiración infantil, necia e incluso perversa.

Qué ironía de esta vida, que justo cuando nacemos del vientre materno y se nos concede la libertad intrínseca que nos convierte en personas dignas. Es a través de raptarnos de nuestra mansa e inocente vida dentro del útero, y sin pedirnos permiso para venir a este oscuro mundo. La propia existencia nos da libertad a cambio de quitarnos la que tenemos previamente.

Me asombra el ver como algunos se olvidan de los valores por los que nuestros antepasados lucharon siglos atrás…libertad, igualdad y fraternidad. Ya que la libertad sin igualdad es tan solo un cuento de hadas que nos lleva a la explotación. Y libertad sin fraternidad es una tomadura de pelo. Y hoy día, pese a que la libertad figura en innumerables documentos y textos de organizaciones internacionales y hasta un sinfín de asociaciones y derivadas, contemplo que sigue siendo una quimera por la que lucha la persona humana. Quién sabe si alguna vez se ganará esta batalla.

Pasan los meses y las personas que se quedan sin trabajo. Sin armadura para proteger a sus familias. También nacen más personas en lugares de este planeta donde no tienen ni tendrán que llevarse a la boca, ¿Cómo podrán tener alguna clase de libertad si ni siquiera pueden sobrevivir? Mientras, cada cual se queja de lo que tiene, sin sentarse a reflexionar sobre la suerte de tener algo de libertad para poder buscar trabajo, decidir qué comer hoy, o si tomar un café y un pincho con los amigos.

Hoy ya hace 2 años que me quedé sin trabajo, y ahora sin ayuda por desempleo; sin poder dar de comer a mis hijos. Hoy quise poner en práctica la poca libertad que aún me queda. Ya que jamás pedí venir a este mundo, tengo derecho a marcharme cuando quiera. Pero sería una salida fácil y cobarde. Irse sin más…

Prefiero emplear la libertad que nadie ni nada puede robarme. Esa que usándola, puedo hacer felices a muchos con muy poco, y cerrando el círculo vicioso, haciendo felices a otros también yo soy feliz. El amor es una semilla inquebrantable. Y amar es la mejor libertad que podemos ejercer.

jueves, 24 de marzo de 2011

Imposibles minúsculos.

 Este silencio que respira profundo es la pausa perfecta que responde a tu mirada desafiante. Tus soles iluminan la belleza que separa nuestros cuerpos, cuando la cadena que ataba el reloj a las horas humanas se rompió. Y ninguno de los dos supimos superar aquel abismo de ínfimos centímetros. Todo se acabó.

Julián Nailes









http://aquinuncallegarastarde.blogspot.com/

jueves, 17 de marzo de 2011

Hoy hace un año


Hoy hace un año que consigo dormir, que descanso por una paz que me fue robada sin causa justificada. Derramé lágrimas de sangre, aullé entre lunas de noches cargadas de remordimientos. Sentí como la ira me embargaba. Mis entrañas se podrían una a una…

Mis instintos más básicos despertaron. Mi orgullo tiró de mí hacia arriba. Se tiño de gris mi alma. Los obstáculos quemaron mi vida. Este cuerpo moribundo se alzó contra sus trabas. Sintió la punzada penetrante del odio. La realidad de la traición y de la carne viva.

Sé el infinito valor de nuestra existencia. Y olvidé lo poco que cuesta desperdiciarla. Deje fluir la bilis por mis venas, mis ojos cargados de venganza. Esta ira que te ocupa, este rencor que deja mella…

Conocí el valor de 80 euros…el que tu les dabas…hipócrita que demuestras tan poco aprecio por las personas, hipócrita contigo misma, jamás tendrás una palabra de aliento sincera, ni un corazón que te ame, ni una sola sonrisa. Hace un año nací de nuevo entre mis cenizas. Tú te quemaste entre mis llamas, y mientras yo empecé a crecer de nuevo entre alegrías, tú comenzaste a podrirte por fuera más de lo que ya estabas por dentro. Ya conoces lo que llaman morir en vida.

Perdiste cual rufián con sonrisa torcida, ante los espectadores que sonreían. Al menos aprendiste algo, no se debe jugar con la vida de otros, ni con su dignidad, al final tan solo lastimas la tuya, aunque no la tenías…

Perdiste. Se hizo justicia. Y tú jamás tendrás esa calma que me robaste, ni la conciencia tranquila. Ahora ya hace un año...

sábado, 12 de marzo de 2011

Mi simple existencia


Mi simple existencia,
Es un reflejo de tu sonrisa
De tus brazos rodeándome
De tus caricias delicadas
De tus besos que me eternizan.

viernes, 11 de marzo de 2011

Para Siempre.


Todos tenemos dias malos en la vida. A mi el 11 de marzo, es uno de los dias que mas tristeza me causa, casi me bloquea el pensar en él.... para vosotros:

Para Siempre.

Lloro y no lo puedo evitar,
ojalá vosotros pudierais
gemir conmigo, darme la mano,
veros el rostro, sentiros a salvo.

Os escucho cada día,
odio cuando calláis.
Seréis mi voz para siempre,
mi alma, mi sonrisa torcida
con cada recuerdo,
con cada trago de saliva,
por mi garganta seca,
de rencor, resignación
y pena.

Cada foto mental
que traspasa mi mente,
cada olor que evoca
aquel olor a muerte,
y una cosa en la cabeza:
191 +1.
Exhausto, destrozado, me
dejan sin fuerzas.

Aún me despierto en los vagones,
cuando viajo y me siento,
Me levanto inquieto, no puedo,
ver de nuevo aquello…

Por una vez la sangre,
era roja rutilante,
roja de pureza, de desgracias,
de injusticia y desagravio,
de recuerdo y angustia
de mis lágrimas continuas,
cuando os recuerdo cada día.

Perezas y no despertares,
que durmieron a más de uno,
Gracias por una vez:
madrugar aquella ocasión
no fue de agrado.

Aun miró tus ojos clavados
en una esperanza, en mis manos.
Será que no era el día ni el momento,
ojala también tú pudieras lamentarlo.
Lo siento.
Un viaje al trabajo, al colegio,
a las clases, un viaje fuera de hora,
en un tren que no se detiene,
una fecha en la memoria,
gente que nos os olvida.

*En recuerdo del 11 de marzo del 2004, día del atentado en Madrid. Aquel día, todos sentimos como una parte nuestra moría con todos ellos.








martes, 1 de marzo de 2011

Primavera

Huele a primavera...a ese encanto natural de las flores, que aunque me amarguen con la alergia, me alegran los despertares. Esa brisa suave, firme y fresca que deja lugar a las sonrisas, a los paseos, a los mares. Van surgiendo frutos que maduraron en el arduo invierno contra tempestades, aguaceros y corrientes malevolas que ofrecieron salir antes, disfrutar el momento y fallecer en el intento. Si, los pacientes van naciendo, y ese agua ansiada antes, ahora resbala finamente por los nuevos colores, las nuevas primaveras, los nuevos soles...
Si, ya huele a primavera...

martes, 8 de febrero de 2011

Desastres

Aún se mantiene tu perfume en la cama
mi corazón es un coladero
mis manos las grietas donde corre el agua
tus ojos las desgracias que ocurrieron.

jueves, 13 de enero de 2011

Privilegios y deberes.

Ahora ya ha terminado todo. Y esta sensación de liberación no sé cómo interpretarla. Tengo el mundo a mis pies, expectante de mi decisión, a la espera de mis labios; de mis ojos. Un “si” será el camino que tanto tiempo busqué, lo que trabajé tantos años, el “no” es desistir de todo, seguir entre la maleza agazapado a la espera de otra presa que pase despreocupada. Y aquí ante esta línea que separa el sol de la tierra, con el poder que me ha llegado; no sé que decidir…
Morir frustrada en la cama mientras otros te hablan, te visitan e intentan consolarte…y no puedo hacer ni un gesto para darles las gracias, ni gritar y maldecir esta mierda de lotería que me ha tocado. El único privilegio que aun tengo es poder parpadear cuando a las 5 de la tarde viene todos los días Juan con los dos vasos de agua. Y tengo ante mí la decisión de rechazar mi último privilegio, y ver como todos los días se repite la escena: me da de beber, me abraza y me cuenta sus días ante la frustración de su cara porque cree que no le escucho. Por el contrario tengo el derecho (¿y el deber?) de poder ejercer mi pestañeo a esa dichosa hora, terminar con todo, y entonces sí, se que conseguiré recuperar otro privilegio, derramare alguna que otra lágrima y saldré de esta cárcel.
Ya ha terminado todo.

*Para Ana Mª G.R. porque así me pidió que un día como hoy, hará dos años, me pidió que nunca olvidará el día de su liberación. Su hermano me dio este texto en un sobre con un cheque regalo de una tarta y una caja de pasteles para todos mis compañeros. El título del texto lo puse yo, el resto lo he transcrito tal cual me fue entregado.
Tranquila, seguimos luchando para intentar mejorar y/o curar la “ELA” (Esclerosis Lateral Amiotrófica)
Un abrazo, un pestañeo y mis lágrimas de hoy son para ti.

Julián

viernes, 7 de enero de 2011

Depresión

Cada día que pasa, estoy mas satisfecho, y alegre conmigo mismo, al ver que las personas confían en mi. Sobre todo personas que no te conocen y te cuentan sus penas. Sobre todo, porque muxas de ellas, son comunes a todos, y al contarlas, nos son penos penas...

Cuando el mundo se abre a tus pies
Cuando sientes ese quemazón en las venas
Cuando la lluvia no penetra tu piel
Y tu cuerpo te rechaza.

Cuando siento mas miedo que fuerza
Cuando te detienes y quieres andar,
Ries desconsoladamente y un angel te hace un guiño
Lloras dramáticamente, ni un demonio te mira.

¿Vale la pena?
No lo sé…
¿Hace bien a alguien?
Lo desconozco…
¿Es verdad?
Lo ignoro…
¿Entonces, para que seguir adelante?
¿Merece la pena vivir?

*texto para todas aquellas personas que han sufrido, sufren, o sufrirán una depresión.

Si el mundo se te abre, ábrete tu a él.
Si ardes por dentro, deja que el agua te cale hondo,
Te perfore de costado a costado y se mezcle con tus lágrimas.

Grita, grita hasta extasiarte,
Seguro que alguien te escucha y te da una mano.
Si, vale la pena. Estoy seguro. Porque verás que hay más personas en la misma situación, y si no, ayúdalas, te ayudarás a ti mismo haciendo bien a otros.
El consuelo es la mejor de las medicinas desde que existe la humanidad. Ejercerlo es la mayor virtud humana, ayudar al de al lado, el mejor remedio para las propias penas, y la mejor satisfacción para el alma.
SI. Es verdad, el campo está sembrado de espinas, ponte guantes, córtalas, y haz de él un jardín de rosas.
Pincharse es lo habitual, luchar para que florezcan lo duro, la grandeza de que salga tan solo una rosa, el mayor éxito que podemos lograr. Una a una, lo conseguiremos.

Lucha, pararse al ver como mueren muchas, es tan solo ver el ocaso de nuestra vida.

Un abrazoz