miércoles, 26 de mayo de 2010

Ley de Vida

Es triste, pero es la realidad. Los médicos nos pasamos toda la vida curando, paliando y disminuyendo el sufrimiento de personas. Para que al final la muerte haga su trabajo destruyendo el nuestro. Y para que al final, aunque nos olvidemos de ello durante nuestros años tiernos, tambien nos llegue el ocaso a nosotros, y... nos toque ser curados por otros siendo conscientes de que no podrán cumplir su labor. Ley de vida.

lunes, 17 de mayo de 2010

APOYANOS !!!

Hola a todos/as,

Aqui os dejo un enlace, del Grupo Ernest, del que ya he comentado alguna vez en esta nuestra casa, y del que creo sobran todas las palabras que pueda decir acerca de ellos, simplemente me encantan, y como amigo pues más aún (para que nos vamos a engañar) y de nuevo os pido vuestra ayuda para que les voteis, y apoyeis. De antemano os doy las gracias, y os remito a su ultimo post y a su llamada de apoyo:

Señores y señoras :)

Se ha abierto el plazo de votaciones en MESCAL. Y sería un enorme placer que nos apoyáseis y nos votárais si consideráis que lo merecemos. Solo lleva un minuto registrarse y votar. Muchas gracias a todos.





Un abrazo y gracias :)

siempre, Ernest

miércoles, 12 de mayo de 2010

Recuerdos e Indiferencia :)





 


Indiferencia

Jirones de mi piel te curaron,
en mi cama recuperaste la sonrisa.
Las noches se te hacían eternas
entre mis abrazos de amor y mis caricias.

Aprendiste el significado de amar.
El dolor por lágrimas de quien te quiere.
La armonía de un cuerpo vacío completado por otro.
La felicidad de tener un apoyo incondicional
en las veces, que no pocas, te equivocabas.

Ya la estrella pasó fugaz como la vida.
Tus deseos de amor incondicional se esfumaron
como el humo de mi cigarro con cada bocanada
como tu gesto torcido cuando te dije se acabó.

El amor dejó la cicatriz de la simple amistad.
Y tus ojos olvidaron aun mas la sinceridad.
Tus manos llenas de corazones, carentes del deseado,
tus besos envenenados, tu voz como un rayo
movida por el odio, atroz, ignorante, en eso terminó.

El detestable odio ocupo mi cuerpo,
unos euros valían tu dignidad.
El dinero te cegó la realidad
y tus compinches malvados no te dejaron pensar.

Esa caja maravillosa del olvido
empleaste de forma errónea por tus rencores sin motivo
con el que te ayudo todo lo que pudo
y al que solo hacer daño fue tu objetivo.

Las nubes se cerraron sobre mi vida.
El mal humor asfixió mis días.
Tabaco, pastillas y amigos fueron mi refugio.
La incomprensión de tus actos mi corazón hería.

Incomprensión, dolor y lágrimas
levantaron el odio hacía tu persona, y tus súbitos carentes de razón.
Odio que odiaba tener al recordar nuestros días.
Dolor que sentía mientras quemé cada una de tus fotos.

Y todo pasó, la razón hizo pesar su honor.
“Tus” escasos euros fueron tu trampa mortal
al final ni dignidad ni honor ni dinero te quedó.
Por el agujero de tu bolsillo escaparon.
Te quedaste sola con heridas sangrantes en la piel,
las que antes yo curaba.
Sin saber donde esconder el rubor
de tu rostro de porcelana.
Fragmentado por la ira, el despecho y el olvido
Los remordimientos te fustigan, toda la vida lo harán.

El miedo que me atormentaba
por saber que sentiría al ver tus ojos por la calle
esos ojos que lo fueron todo, y ya no son nada.
Desapareció al verte ayer en ese bar,
Ni odio, ni resquemor, ni un recuerdo bonito
ni pena por tu condena, ni el odio que mereces
ni siquiera compasión porque fuiste mal aconsejada.

Tan solo sentí indiferencia.
Eres la nada que nada me importa.
La que me causa indiferencia.
Yo si supe emplear bien el olvido.
Y ya no se quien eres, ni me importa.

lunes, 3 de mayo de 2010

Lucha y pasa por la Vida

Solo quién lucha puede hablar del triunfo. Solo triunfa el que antes ha superado obstáculos. Solo caemos de la meta, si has llegado a ella.

Solo quien nada tenazmente a través de las arduas aguas
puede llegar a orilla tranquila.

Sí, efectivamente no puede ser más claro. Tan solo quién lucha lo consigue. Tan solo quién cree en algo y se pone manos a la obra puede conseguir las cosas que se propone.

Y por fortuna o desgracia también es cierto: Solo quién nada, escala, lucha y cree en lo que hace y se propone, solo ese es el único que también puede ahogarse en las aguas, y caerse de la cima. ¡Pero oigan! Solo quién llega a la cima puede caerse de ella. “Solo quien friega puede romper platos”. Solo quién nada puede llegar a la orilla, y solo quién lo intenta puede ahogarse en las corrientes intermedias. Todos los que no lo intentan mueren antes de la salida, tendrán muerte lenta de remordimientos, resignación y la intriga de “¿y si lo hubiera intentado?”

Lo siento señores, prefiero morir en el intento que morir por dejadez. La vida es una continua toma de decisiones, y con cada una un riesgo. Una responsabilidad. La cuestión es si queremos vivir y sentir. U observar como se apaga la vela ante nuestras expectantes miradas.

Prefiero que la vida me de muerte mientras creo en lo que hago y lo realizo. Prefiero ser un ideal luchador a un ideal de palabra que muere en las noches resignadas e indecisas mientras se cuestiona si hacerlo o no. Pensar es una virtud hoy día. Pero hacer las cosas después de pensarlas detenidamente, reflexionando y comprobando que son las correctas es la virtud que tan solo los grandes tienen al alcance de la mano.

No lo pienses, hazlo. Al final nuestra firma en el tiempo serán nuestras obras. No nuestros pensamientos carentes de pragmatismos.

Nadar para llegar, luchar para ganar, escalar para llegar a la cima. Solo aquellos que lo hacen aunque jamás lleguen, ya han alcanzado la cima que otros admiran y nunca conseguirán.

¿Quieres pasar por la vida o prefieres que ella pasé por ti?