jueves, 27 de noviembre de 2008

Sombras; solo son sombras…

(Dibujo de "me" de una vista desde lo alto de la catedral)

“A quién se le ocurrirán ideas tan maravillosas” pensaba en su fuero interno David aquella tarde-noche de octubre. Con dos grados bajo cero, oscuridad plena salvo por las farolas medio-rotas del paseo San Vicente, y una brisa “acogedora” que hacían maldecir una y otra vez la decisión tomada una hora antes…”bajaré andando, así hago ejercicio, que hace mucho que no me muevo de la silla de la oficina”

Papá iba a ver orgulloso a su hijo. Jonatan correría la carrera más importante de lo que iba de campeonato, era la final provincial de los 1.500 metros. ¿Lugar? Complejo polideportivo “Salas bajas”, ¿hora? las 8 de la tarde.

“Sombras, solo son sombras

Con las hojas del atardecer…

Meciéndose entre brisas

Marchándose después…”

“Mamá, mamáaa!!! ¿Qué se mueve en la calle?”

“Tranquilo hijo, solo son las sombras de la calle, probablemente las hojas de los árboles…”

“¿Estas segura que no son los hombres malos?”

“Sí hijo, sí”

“Vale mamá, pero quédate a mi lado, hasta que me duerma”

“Si Jonatan, duerme…”

Había sido una semana dura, estamos en crisis, y David cada día veía al jefe más preocupado. Ya no estaba tan seguro de que le fueran a dar el ascenso que le prometieron por su brillante trabajo en el diseño del puente. Estaría satisfecho si a finales de año conservara su trabajo de toda la vida.

“Tranquilo!!! deja ya de gritar sino despertaras a los vecinos. Estoy a tu lado, abrazándote y nunca me separare de ti”

“vale mamá, pero, nunca es nunca ¿eh?”

“Nunca, es que siempre te abrazaré, incluso cuando no estemos aquí juntos, siempre estaré abrazándote el corazón”

“joooo mama, y ¿cómo harás eso?”

“Pues como las sombras que nos siguen a todos lados hijo.”

“¿Y cuando las sombras se marchen?”

“Las sombras nunca se marchan, siempre están ahí, sombras son, su camino han de seguir hasta que encuentren un lugar adecuado, un sitio tranquilo”

Ya pasaban 2 meses desde el último achuchón que le dio a Jonatan, y quería que esta vez fuese especial, no estarían en casa donde discutir con Eva, que les espía continuamente y no les permite hacer casi nada al encontrar siempre cualquier excusa para recordar a su ex-marido; lo despreciable que es, y así calmar sus ansias de venganza y de orgullo herido.

Jonatan le recordó a mamá que fumar es malísimo, mientras Eva hacia caso omiso de las “bobadas” de su hijo y que encima le recordaban a su ex-marido: hombre anti-tabaco y anti-drogas, eso sí después de su época “hippie” de los setenta.

¿Señora tiene un “piti” para darme? Ya que algo de dinero no me dará para pasar la noche en una pensión.

Se trataba de una chica veinte-añera, con cresta color morado y un aro a modo de toro en la nariz.

Mira chica, deja al chulo de tu novio, autor de los morados en tu cuello y llama a la policía, así no tendrás que pedir por él. Podrás buscarte un trabajo. Y si tienes “mono” vete a la Cruz Roja a que te den la metadona. No es culpa mía lo que te pasa.

Dicen que las desgracias vienen solas, se nota que a Ud aún no le llegó ninguna hija de puta…

¿¡¡¡Mamá, mamá!!! Quienes eran esos dos?

Unos yonquis hijo, personas que realmente no tienen la culpa de vivir en una sociedad desigual.

¿Entonces porque no les ayudas mama?

Venga “Joni” date prisa que aún tienes que calentar, sino te lesionaras.

“¡venga hijo, arriba! que el día apremia y hay muchas cosas que hacer”

“vale mama, pero tengo frío en los pies…”

“Joni; o te das prisa, o nos cerrarán el super. Ponte los calcetines y las botas de una vez”

“Jo, pues vale, pero no te enfades mami...es que me da miedo volver a la calle, ¿y si están los hombres malos?”

“Esos indeseables solo son sombras del pasado hijo, intenta dejar que se marchen, o volverán a tu cabeza miles de veces a lo largo de la vida, pues las sombras; sombras son...”

“Mamá, papá decía que no le daba miedo morir, ¿porque tengo tanto miedo?”

“Hijo, morir, no es malo. Es ley de vida. Todos moriremos. Lo cruel puede ser la forma, el momento, las angustias que nos acompañan, las cosas inacabadas que dejaremos…”

“Mama no quiero que nos hagan daño”

“Joni, tienes que dejar de pensar esas cosas, tu padre nos protege, recuérdalo siempre”

Fue una buena decisión no llevar a su acompañante, Eva le habría mirado inquisitivamente. A pesar de que le amaba con locura, Eva jamás le perdonaría el abandono por una insensata universitaria de pechos aún erguidos y que hicieran todo lo que hacían, pues claro, la joven solo tenia que estudiar, Eva trabajar y cuidar de su hijo…

A pesar de la noche heladora, David iba entrando en calor, gracias al cigarrillo cubano que le trajo un compañero de la oficina, y al que no pudo resistirse, a pesar de llevar 8 años sin fumar. También le ardía por dentro su deseo de ver a Jonatan cuando le diera el regalo, ¡iba a ser genial!

Joni, se puso las zapatillas de tacos, los guantes en las manos y el gorro que su madre le regaló para entrenar, pero solo para entrenar. Joni no lo usaba cuando corría, pues le restaba velocidad…empezó a calentar y a realizar estiramientos, y al instante escuchó las sirenas de una ambulancia, algo le estremeció por dentro. Por una milésima de segundo pensó que algún compañero se había hecho daño “ojala sea el imbécil de Tomás” se dijo a sus adentros. Lo tendría merecido por ponerle la zancadilla todos los días en el patio del colegio. Pero paso de largo, la furgoneta azul-blanca con luces y estruendosos sonidos no se detuvo en salas bajas. “Que pena…así no habría tenido rival, pero en fin, el sabor de la victoria será mejor” y Joni siguió calentando.

¿Estás bien? – interrogó David a aquella chica tirada en el suelo.

“Dame eso que llevas en el brazo, el cigarro que estas fumando y la cartera sino quieres que te raje entero y me coma tus tripas.” – le espetó una voz entrecortada por detrás.

David sentía algo puntiagudo y largo que se marcaba sobre su espalda a través de la cazadora y su camisa.

“Vale, vale tío, pero déjame que me lleve la caja, es un regalo para mi hijo”- gritó aterrorizado, notó que le costaba articular palabra, gotas de sudor resbalaban por su frente.

“Mira guaperas, tú hoy dormirás en casa calentito mientras nosotros nos morimos de frío y daremos gracias si nos llevamos algo a la boca. Ya le comprarás otra cosa a tu hijo. No te lo digo más veces, o sacas despacio la cartera y sueltas la puta caja o te rajo.”

David notaba la voz queda y temblorosa del sujeto detrás de él. Pensó que sería una insensatez hacer cualquier intento de zafarse, y soltó la caja y lentamente le dio la cartera a la chica que hacia un instante estaba en el suelo.

“Adiós gilipollas” la chica y el sujeto salieron corriendo. David sintió un gran alivio, y un relámpago de calor invadió su cuerpo. De repente se puso de rodillas sobre la acera de la gran cuesta de los hospitales, cerró los ojos, se desplomó.

Todo estaba preparado, los participantes en sus puestos, Joni miró a su madre, que le lanzó un beso y en sus labios leía el “animo campeón” pero faltaba alguien allí animándole…Había gritos ensordecedores, megáfonos y banderitas de diferentes lugares. Entonces comprendió el significado de “soledad”

Sonó el disparo…Joni se lanzo fugaz como una flecha hacia su meta…

Sonó también el móvil de Eva…llegaron al hospital, después a la comisaría para ver a los sospechosos denunciados por un viandante y detenidos pocas horas después.

Petrificada, Eva recordó aquellas palabras al ver a los sospechosos…”las desgracias nunca vienen solas”…

Hace un mes que David no pudo entregar las preciadas zapatillas firmadas por Fermín Cacho a Jonatan. El hematoma subdural agudo no le permitió disfrutar ver los ojos grandes como platos de Joni con las herramientas de su ídolo. Ni tampoco abrazarle por ser campeón provincial. Aunque eso sí. “Siempre estará abrazándole el corazón.”

Julián.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Felicidad vs Miedo vs Realidad

Ester nunca rompió un plato, y no porque no fregara nunca. Jamás se acerco a otro hombre, porque le daban asco. No hubo ninguna ocasión en la que deseara nada, porque era feliz “a su modo” pero era feliz. No tuvo una muñeca que vestir, pues no le gustaban las muñecas. Le recordaban al resto de mujeres sonrientes y felices. Ni un dibujo que colorear o un “Hola” que leer, pues odiaba leer noticias del mundo exterior que solo cuentan mentiras (según afirmaba ella)
Por el contrario; le encantaba limpiar su casita; de paredes blanco-oscurecidas, sus jarrones llenos de nostalgias y heridas, lavar sus ropas y sábanas, tintadas de vez en cuando con algún atisbo de tintura roja que no se olvida…

Cada mañana se levantaba orgullosa porque durante la noche, había conseguido dormir en paz, a pesar de su terrible dolor de espalda, del incomodo malestar en el cuello y cara (por la maldita almohada…) y de tener que coger la muleta para apoyar el pié derecho malherido (“maldita esquina de la puerta” se recordaba cada día…)

Dejó de ir al trabajo, pues no merecía la pena. Sus compañeras se reían de ella, la criticaban y enfadaban ante sus perplejos ojos… (“solo tienen envidia”)… Desayuno, limpiar, ir al baño, hacer la comida, atender a sus 2 maravillosos hijos y meterse en la cama por la angustiosa fatiga física, tener frío en las entrañas…LLega la hora de la comida y de nuevo el lamentable sentimiento de culpa, ella no quería, y otra vez los latigazos de dolor por su cuerpo. De repente…abría los ojos, con dolor de cabeza; “ya esta, ya paso” se levantaba del suelo, y volvía a sus “entretenidas” tareas, hasta la hora de la cena…

Día a día, Ester se convencía más y más de lo increíblemente feliz que era, de lo afortunada que debía sentirse por tener a alguien que solo deseaba y actuaba por el bien de Ella… Ester, murió con tan solo 28 años. Eso sí, “feliz” porque ÉL; solo buscaba lo mejor para ella, su bienestar, su “felicidad”. Y al final lo consiguió, la última patada en la cabeza consiguió cerrar los ojos de Ester para siempre. Ella entonces sonrió. Fue una sonrisa con mueca torcida, pues Él seguiría vivo, pero esta vez, para hacer “feliz” a otras…

Julián.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Bares...

Bar, sábado noche, <<¿¿¿porque coño saldré un sábado??? si los odio…>> copa en mano; risas, bailes (bueno, yo no, yo no bailo, solo “me muevo”) y 2 niñas (¿puede llamarse así a pesar de sus 34 verdad?) que se acercan…

… Hola guapo…te hemos visto por aquí otros días y…tienes suerte !!! hoy te vamos a saludar!

… "July, tranquilo, respira profundo…" AAAaah hola! Pues joder que suerte que tengo, no?

… Ya ves nene, ¿que bebes?

… Pues la verdad, es que, te refieres a que bebo, ¿solo? ¿O a que si voy a beber algo con vosotras? ...

… caretos….jejejeje, como me gustan quedarme con la gente que se intenta quedar contigo….¿a que mola?...

… Anda !!! Si vosotras tb vais a tener suerte hoy! Joder y encima seguro que no habéis jugado a la primitiva y mira! Premio! Aquí estáis hablando conmigo…

Toma! Se piran! Joder voy a tener que escribir sobre como espantar a 2 (¿mujeres?¿niñas?) de golpe !!! jajajaja, pero igual he de replantearme si soy un puto borde…al fin y al cabo… se acercaron y me iban a invitar…

Anda! Mira…otra…

…. Hola… ¿que tal? ¿Te apetece una birra? ¿O prefieres subirte a casa conmigo?

"Yuhuuuu, esto cada día se hace mas interesante...estamos en crisis, entonces hay que ahorrar…y claro hasta las palabras se venden muy caras…así que al tema directos…"

… Bien, subamos a tu casa…y haber quien juega mejor al amor, eso sí, no vale echarse para atrás una vez empieces a gritar, y ah! Por favor no me arañares la pared que es de papel y ya sabes…también tienes la opción de decirle a tu neurona “one” que conecte con la “two” y haber si entre las 2 consiguen articular algo inteligente, ¿que me dices? ¿Empezamos de nuevo…?

… ee.e…e…..Lucía, ¿vos?

… Julián, ¿que bebes; lucia?

… Heineken.

… bien, que sean dos!

Bueno…al fin y al cabo, a veces hay que entender, que las personas salen de fiesta a olvidarse de sus preocupaciones y problemas, y lo último que quieren es contar su vida a alguien, pero…joder…con más delicadeza…o mejor…con mas sutileza, que últimamente se esta perdiendo la elegancia…También comprendo que hay peña que sale solo a lo que sale: “a pillar cacho” “a follar y echar un polvete” etc…etc…

No sé si seré yo; que últimamente debo ser un sentimental y clásico y me gustan las cosas bien hechas, y con elegancia, sí; de esos a los que hoy día llamamos “anticuados” o “chapados a la antigua”…pero en fin…”things of life”

July

martes, 4 de noviembre de 2008

Mar de Sentimientos...

Millones de sentimientos,

Se cruzan por mi cabeza,

Mi mente, mi corazón…

Tantas cosas me inquietan…

Soy un mar inmenso

Donde las olas son sentimientos

Que chocan unas con otras

Luchando contra fuertes vientos.

Olas que se fueron

Y ahora regresan de nuevo

Fantasmas que asoman

Llevándose a quién quiero.

Nado entre tempestades

Y orillas de tranquilo arrullo.

Me empapo con sus aguas

Me ahogo en sus murmullos.

Intento ser fuerte

Y cubrir todo con un velo

Transparente, pero es difícil

Ante todo lo que me enfrento.

Siempre fui luchador

Y vencí todos mis juegos

Pero soy un chiquillo

Que llora aún, cuando tiene miedo.

Ojos espejos del alma…

Ocultad bien mi reflejo

No mostréis a la gente

Todo lo que estoy sintiendo.

Gracias Cris ;)

Me-tragi-co-dia.

Lluvia fina cristalina, detrás de mi cristal radio-lúcido, tras mi café e ideas que deciden suicidarse y saltar por los aires en cada baldosa, en cada acera que piso, en cada charco en el que escondo mi tristeza. Lluvia fina, de agua fina; dulce o salada; eso lo dirá la procedencia, o paladar exquisito que lo deguste o le disguste, según sea el destino, la piel donde desemboque… Llueve y me jode, porque desconozco si es en mis ojos, en mi alma o en la calle, si se moja mi piel, si se moja mi rostro, o se humedecen lentamente mis entrañas… Se trata de un escenario medieval, entre arcos, piedras centenarias, de más edad que mis raíces enclavadas ya en este lugar…donde acudí un día frío de verano…y ahora en otro día helador, pero esta vez de invierno; observo el pasar del tiempo, como si formara parte de esta plaza, de esta cultura, de esta ciudad que me adoptó, y por momentos no me deja escapar… “La gente pasa, va y viene, las personas marchan y vuelven…pero no todas regresan…” Niños y abuelos corriendo detrás de ellos; y una mirada que no se inmuta, que grita y nadie escucha, una mirada enterrada bajo tanta tristeza, una lluvia que no cesa… Sigue lloviendo, y de diversos colores son las armas que emplean para sacarme los ojos, ninguno acierta, y no será por el nº de intentos, es lo que tiene ser bajito; que no significa tener miras bajas, pero si probabilidades de quedarte tuerto entre tanto paraguas…Veo colores en el cielo, y no soy daltónico, ni son nubes con formas figuradas…al menos no hoy, pues no puse en marcha mi moto-neurona a trabajar, y claro! A sí me va…solo piso aguas o arenas movedizas… Lluvia fina de cristal que detrás de mi cristal no moja, ni encima ni debajo, pero si empaña mi vida, y aunque lo quiera negar la enturbia. Ya no es la misma. Es como cuando deshaces un puzzle por primera vez, lo rehaces; ya no tienes la misma ilusión, ni las mismas ganas, igual ni lo terminas, pero la vida sigue. No termina en un bache, sea nuevo o milenario, repetido, revivido o de sorpresa. Llueve y me pregunto si las gotas podrán subir de nuevo al cielo, si yo podré algún día olvidarme de todo, de todos, y despreocupadamente ser libre cual gota que cae, y se empotran contra el suelo sin importarles nada. Pero llueve, me mojo, y para variar no traje paraguas, aun pienso el día en que me lo compré, mientras pensaba el porqué, pues sabía muy bien que no lo usaría, pero me hacía ilusión, ay !!! ilusiones; menos mal que de algo alimentamos nuestras almas… Pero hoy, no estoy para pensar, ni rallarme, ni mojarme más. Así que café solo con hielo & bailys, y un buen porrín en el clavel 8 y luego a dormir. July.