domingo, 17 de abril de 2016

SILENCIO.

Siempre me ha encantado la soledad buscada. Hasta el punto de que se ha vuelto indispensable. Esos momentos en los que sin pensarlo, coges la cazadora, las llaves y sales de casa dispuesto a tomar un café en el primer bar que te de un feeling.

Sin tener que explicar nada a nadie, sin tener que decir o explicar a alguien el "necesito estar solo". ¿Se puede explicar algo así?. Puede que alguien, en esos momentos, siempre te pregunte ¿Dónde vas?

Si, silencio y soledad. Son momentos maravillosos repletos de paz. En alguna ocasión leí y con el tiempo aprendí que: "tienes que proteger tu paz interior a toda costa". Pues es tu sino, tu ser. Sin tu paz, no eres nada.

A veces uno se calla por no querer hacer daño, por no encontrar en el momento las palabras justas, finas y bien hiladas para explicar lo que siente sin ser brusco y sin herir al otro. Otras ocasiones, uno calla a la espera de que la otra persona recapacite sobre lo que hace o dice, y se dé cuenta por si mismo del error que comete. A veces me callo porque el silencio simplemente me refugia. Me abraza ante la tempestad que suponen las palabras.

A veces me callo porque prefiero abrir la boca para sonreír o alegrar el día a alguien. O porque prefiero escuchar y hablar menos.

Si, a veces el silencio es la mejor guarida.



jueves, 31 de diciembre de 2015

FELIZ 2016



Para vosotr@s, a tod@s, espero y deseo que tengais una feliz salida de este 2015 y una genial entrada en el 2016!!!

Un abrazo y que a cada año seáis más felices!